El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


El Plan Básico en Vivo

Judy de GranerEntrevista a la Dra. Judy Bartel de Graner,
Redactora de SEC por el CRA

¿Hna. Judy, cuál ha sido su mejor experiencia como redactora del Plan Básico? 

La mejor experiencia ha sido sentirme parte de un cuerpo (el SEC y los IBAD de Latinoamérica) que es dinámico, flexible, adaptable pero al mismo tiempo aplomado, y asentado sobre bases fundamentales espirituales.  Este cuerpo me ha delegado la responsabilidad de custodiar e implementar sus decisiones dentro del Plan Básico. 

¿Cuál sería, en pocas palabras, el propósito principal de la existencia de un instrumento como este? 

Este tomo es el instrumento que expresa en términos concretos la visión y misión de los miembros del CEC en cuanto al discipulado y la preparación ministerial de nuestros líderes espirituales en Latinoamérica.

En muchos lugares en la actualidad, el Plan Básico es seguido al pie de la letra, con estricto cumplimiento, mientras en otros lugares se han visto variaciones al mismo.  ¿Qué opinión le genera a usted esta gama de usos y aplicaciones tan variada?

El Plan Básico siempre ha sido una guía, y se le ha dado libertad a cada organización nacional de las Asambleas de Dios a decidir cómo lo piensa implementar. Cuando la Asamblea de una nación decide seguirlo al pie de la letra, les es más fácil mantener su norte y estar en unidad de criterio académico tanto local como internacionalmente.  Los cambios de pénsum, etc se hacen por autorización de la reunión trienal del SEC; es decir, con excelente deliberación y los consejos de varios países y los cambios nacionales se hacen solamente cuando el Plan Básico cambia. Por otro lado, cuando un concilio nacional decide que su departamento de educación puede adaptar el Plan Básico e implementar su propio criterio, tiene la ventaja de que puede suplir las necesidades e idiosincrasias locales; sin embargo, si esa nación no tiene un departamento de educación nacional muy bien organizado, puede caer en facilismos o frecuentes cambios de pénsum según el capricho o la “moda” de iglecrecimiento del momento.

Frente a las transformaciones que vive la Iglesia actual, relacionada con nuevos métodos de crecimiento y expansión, la diversificación del ministerio y los nuevos enfoques respecto a Misiones, Liderazgo, incursiones en el Área Social y Educativa y el desarrollo de los llamados Ministerios Laicos, ¿qué servicio puede brindar el P. B.?

La reunión trienal del SEC en Buenos Aires en el año 2002, autorizó que se incluyera en el Plan Básico la opción de ofrecer asignaturas electivas dentro de su pénsum nacional.  La recomendación es que se siga implementando un pénsum básico de los primeros 96 créditos para adquirir el conocimiento y fervor fundamental que todo ministro necesita.  Concurrente o posterior a estos estudios, los electivos permiten al estudiante “especializarse” según el llamado de Dios – sea como misionero, evangelista, educador, trabajador social, capellán, pastor, etc. 

Siempre estamos escuchando sugerencias de nuevas materias que algunos líderes consideran necesarias para orientar a los nuevos ministros hacia un ministerio integral. ¿Ha recibido usted esas sugerencias?

Sí, he recibido excelentes sugerencias; algunas de ellas se han incluído en el Plan Básico como posibles electivos.  Entre ellos  están asignaturas tales como: Teología pastoral para la iglesia infantil, Comunicaciones transculturales, Informática y computación, Teología de misiones transculturales, y la Dactilología (idioma de los sordos).

Entendemos que desde su primera publicación en 1970 ha habido unas cinco modificaciones al Plan Básico  ¿En términos generales, qué aspectos principales son los que reciben modificaciones?

La modificación principal y la que cuesta más trabajo es la actualización de las bibliografías.  Siempre salen libros nuevos y se busca añadirlos a las listas al final de cada plan de curso.  También hay libros de texto que ya no se imprimen y se le pide a un comité asesor que recomiende nuevos libros de texto para las asignaturas a nivel ministerial.  Se espera que el IBAD que encuentre un libro de texto que desee usar para alguna asignatura, lo recomiende a la editora de materiales educativos para su consideración. Otros cambios salen de los diferentes niveles – el ministerial, el ISUM y la FACULTAD quienes también piden que se incorpore cualquier modificación a su “modus operandi”, constitución,  estatutos, o pénsum.

¿Qué cobertura tiene la divulgación del Plan Básico en América Latina?  ¿Qué actividad se realiza en términos de promoción y divulgación?

El Plan Básico tiene excelente divulgación en América Latina ya que fácilmente se consigue el texto completo en varias páginas web.  Se espera que en cada nación, el departamento nacional de educación, o la entidad rectora de los IBAD o SEBAD promueva el Plan Básico en los TARes, en la asignatura del SEC, y en conferencias o cumbres de educadores.

¿Qué acceso inmediato se puede tener a la información  contenida en el Plan Básico?

Se puede obtener acceso inmediato a las 470 páginas del Plan Básico al consultar la página web:  www.elasesor.org; www.servicioad.net, o www.conozca.org y entrar a las opciones bajo “enlaces”.

¿Se han considerado nuevos contenidos al Plan Básico que amplíen el rango de orientación educativa, o existen documentos de referencia que amplíen sus contenidos?

Se espera que los superintendentes y los directores nacionales de educación de cada país presenten nuevos contenidos a la Trienal para que los consideren y recomienden su incorporación al Plan Básico. Recientes adiciones que se aprobaron en las últimas trienales son la declaración de Buenos Aires sobre FLEDDAD, como también los programas de acreditación por medio de ATAL y Procepa (con el CRA) para el entrenamiento y acreditación de los profesores.

¿Podría recomendar aspectos principales relacionados con la forma de divulgar y coordinar este plan en cada país?

Cada IBAD o SEBAD en su respectivo país debería tener un ejemplar del Plan Básico en su biblioteca, crear unos afiches que lo promuevan para ponerlos en las carteleras, enseñar y mostrarlo en los TARes y reuniones de educadores, y pedirle al profesor que tenga una fotocopia del respectivo plan de curso con sus ejes temáticos para que no tenga que improvisar al escribir sus objetivos y organizar el contenido.