El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


Gloria que Transforma

Por considerarlo de vital importancia, por las transformaciones a las que Dios está invitando a la familia educativa Latinoamericana transcribimos parte del mensaje predicado por el Rev. Roberto Mairena, Presidente de las Asambleas de Dios en Uruguay,  la noche del miércoles 28 de Junio en la Capilla del Instituto Bíblico Río de la Plata.  Creemos que si hay impactantes mensajes que comunican la gracia transformadora de Dios por medio de su Espíritu este es uno de ellos.

Roberto MairenaMensaje por Roberto Mairena

Titulo: Un Instituto Bíblico para hoy.

2 Corintios 3:5,13,18  “5 No que seamos competentes por nosotros mismo para pensar algo como de nosotros mismos sino que nuestra competencia proviene de Dios… 13 Y no como Moisés que ponía un velo sobre su rostro para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido… 18 Por tanto nosotros todos mirando a cara descubierta como en un espejo la Gloria del Señor somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen como el Espíritu del Señor.”

Antes de orar les voy a dejar planteada una situación del “espejo” que menciona aquí el apóstol:

¿Es un espejo ante el cual nos miramos y podemos ver nuestro rostro? O…

¿Somos nosotros el espejo que va a reflejar la Gloria de Dios?

Experiencias sobre “Institutos Bíblicos” plasmadas en las Sagradas Escrituras:

·  Al igual que el Instituto Bíblico Río de la Plata, habían alumnos que eran casados y tenían hijos. 2ª de Reyes 6 dice:  “los hijos de los profetas dijeron a Eliseo he aquí el lugar en que moramos contigo nos es estrecho, vamos ahora al Jordán y tomemos de allí cada uno una viga y hagamos allí lugar en que habitemos y el dijo andad y dijo uno te rogamos que vengas con tu siervo y el respondió: yo iré, se fue pues con ellos llegaron al Jordán cortaron la madera a uno se le aflojó el hierro del hacha se le calló al agua…” 

¿Recuerdan toda la historia?   Estoy sintetizando, pero todos ustedes son bien conocedores de todo este evento y que, tanto Elías como Eliseo, tenían centros donde entrenaban a los profetas en Jericó, en Betel y de allí preparaban a los futuros líderes que iban a continuar el trabajo de ellos.  Leyendo estos pasajes veo que vivían en comunidad con su maestro.   Necesitaron ampliar el sector de hospedajes de los dormitorios porque el espacio no era suficiente para tantos alumnos. 

·  El capítulo 2 nos habla de una experiencia muy emocionante, de un impresionante cambio de Director,  una ceremonia terrible: Carros de fuego, el río Jordán que se abre… es una ceremonia “brutal” por un cambio de Director.

·  En el capítulo 4 se nos habla de una viuda que era alumna de la escuela de los profetas.  Saco como deducción que el artículo de mayor valor que tenían en ese entonces los alumnos era aceite, porque cuando murió el esposo que también era “alumno del Instituto Bíblico” y va el Director del Instituto para ver a la viuda, dice que es lo que tiene.  Lo único que tenían era aceite.  Faltaba todo, pero aceite nunca le faltó.  Aquí tenemos una buena lección,  porque a veces los Institutos Bíblico tienen de todo, computadora, fotocopiadora, proyector, todo, pero si le falta el aceite… tremendo.

·   En el capítulo 2 versículo 15, los alumnos reconocieron una verdadera unción del Espíritu Santo sobre el director y  maestro vamos a leer 2.15 dice:  “viéndole los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado dijeron el Espíritu de Elías reposó sobre Eliseo y vinieron a recibirle y se postraron delante de el”... 

…Realmente vieron una unción de Dios en la vida de su director y en la vida de su maestro… Dependían de Dios.

·   Miren hermanos, la primera multiplicación de pan no ocurrió en época de Jesucristo; ocurrió en un “Instituto Bíblico”  ¿Lo sabían?  2Reyes 4:42: “vino entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios panes de primicias, veinte panes de cebada y trigo nuevo en su espiga.  Y el dijo: da a la gente para que coma.”

Jesús dijo: Dadles vosotros de comer… ¿recuerdan?  Versículo 43:  “ y respondió su sirviente como pondré esto delante de 100 hombres pero el volvió a decir da a la gente para que coman porque así ha dicho Jehová:  Comerán y sobrará entonces lo puso delante de ellos y comieron y le sobró conforme a la palabra de Jehová…”

Así funcionaba la economía en este instituto bíblico, nunca les faltaba nada.

·   Algunos graduados decepcionaron, porque estuve buscando y encontré un graduado de esa escuela que trabajaba como sirviente del profeta, Giesi, (2 Reyes 5:20) que aparentaba tener una gran pasión por las almas.  Pero la pasión de él no era por las almas sino que era un terrible materialista y quiso sacar provecho del ministerio dado por Dios para lucrar con cosas materiales, pero así la lepra de Namán se le pasó a el.  Cuidado con los que eligen ese camino.

·   Brevemente quiero venir, hermanos, al Nuevo Testamento porque allí encontré otro Instituto Bíblico.  El director se llamaba Jesús de Nazareth.  Tenía 12 alumnos.  Una cosa muy interesante es que cada uno de lo que ingresó a su clase o aula, su grupo de alumnos, fueron elegidos por un minucioso estudio del Director.  Aún así, con uno hubo problemas, ¿no es cierto?  Pero el Director de este Instituto no acepto a cualquiera; el eligió.  En este Instituto las materias eran la oración, la fe,  la humildad, la obediencia, las misiones, doctrinas, y un millón de cosas que conocemos.   ¿Como funcionaba?  Los recursos:   Provisión divina, la multiplicación de los panes, pesca milagrosa… y… cuando llegó el cobrador, de la boca de un pez sacaron una moneda de oro y dijo:  Justito para pagar todas las cuentas… eso es un Instituto Bíblico.

Énfasis número uno: Tenían que conocer a Cristo.  Esa era la principal materia, conocer a Cristo.  Estaban de día y de noche con él.  Tuvieron el mejor maestro.  El curso duró tres  años, quizá tres años y medio.  Pero era muy intensivo; era de mañana, era de tarde, era de noche, muy intensivo… y con frecuentes retiros espirituales al otro lado del mar.

Estuve mirando los de Pablo, gran fundador de iglesias, pero el gran problema para los fundadores de iglesias es a cargo de quien van a dejar esas obras. 

¿A que llamamos Instituto Bíblico?  ¿A una institución que otorga certificados y diplomas con reconocida acreditación?  O… ¿una institución que capacita y entrena hombres y mujeres con un verdadero llamamiento para que sean útiles en la obra?  Se nos ha criticado a las Asambleas de Dios de que tenemos “fábrica de pastores”.

·    Se puede entender por nueva cara a mejorar la imagen, porque hoy estamos en tiempos en que todos quieren mejorar la imagen.  Hoy todo funciona a base de buena imagen: pintar las paredes de otro color, muebles nuevos,  hacer un folleto todo a color o poner grandes afiches en las paredes de la iglesia.  Pero me di cuenta que no es eso,  no es eso lo que se está buscando.  No se trata de hacer más atractiva la parte visual,  porque si fuera así,  entonces, más bien buscamos hacerle una cirugía estética o algún maquillaje especial. Pero no es lo que se busca de ninguna manera.  Evidentemente el término “nueva cara” apunta a otra cosa: A cambios.

Cuando descubrí el versículo que iba a respaldar el lema, tuve que ocupar mucho tiempo para pensar, para meditar.  Mi vida fue afectada al exponerme a tan impresionante versículo como el que hemos leído, 2 Corintios 3:18.  La idea es que nuestros Institutos, los alumnos, profesores, director y administrativos vean la Gloria del Señor sin velo, directamente.

Estoy concluyendo,  pero quiero compartir con ustedes lo que compartí con algunos de mis hermanos y les pedí ayuda para no cometer errores de interpretación de hermenéutica.  Primero quiero compartir ese versículo en 4 versiones diferentes.  Vamos juntos a ver, y después llegaremos a una conclusión,  a tal punto llegamos hoy, hermanos, que alguien hasta fue a buscar auxilio en el griego.  Hay cosas muy interesantes, la Nueva Versión Internacional: “Así todos nosotros que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la Gloria del Señor somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu,”

Cambia un poquito lo que leemos en la versión más común “reflejamos como en un espejo”.

La versión Castilian dice:  “Por lo tanto todos nosotros que miramos a cara descubierta la Gloria de Señor la reflejamos como claros espejos y conforme a su propia imagen somos transformados y crecemos mas en gloria por la acción del espíritu del Señor”

La versión que se llama Lenguaje Sencillo:  “y nosotros no tenemos ningún velo que nos cubra la cara somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor quien cambia  nuestra vida gracias a la acción de su espíritu nosotros nos parecemos mas a él”.

La versión Dios Habla Hoy: “ por eso todos nosotros ya sin el velo que nos cubría la cara somos como un espejo que refleja la Gloria del Señor y vamos transformándonos en su imagen misma porque cada vez tenemos más de su gloria y esto por la acción del Señor que es el espíritu

Todo esto me llevo a un poco de confusión por eso pedí ayuda…  ¿Cuál es el espejo? ¿Es el espejo esa Gloria del Señor en que nos vamos a ver? O… ¿El espejo soy yo y todos nosotros, porque dice:  por tanto todos.  Entonces pedí ayuda.

Primero llegamos a esta conclusión.  Ha sido un versículo difícil de traducir.  Una de las palabras que está en este versículo que es la que complica.  Es la única vez que aparece en la Biblia.  La única vez que aparece en la Biblia esta palabra, que es la que apunta a todo este versículo, tanto la versión que fue leída hoy,  y también se compartió ayer, donde nos miramos en un espejo es verdad, pero esta que hemos leído acá también son reales.

Veamos como juntamos todo.  Moisés, cuando quedaba impregnado de la Gloria de Dios, al entrar al lugar santísimo, el se cubría con el velo porque la gente no podría soportar el resplandor de su rostro.  Pero esa gloria iba decayendo, menguando, hasta que se iba consumiendo y desaparecía y quedaba Moisés con su rostro normal.  Como que se iba desgastando, consumiendo, hasta que desaparecería.  Pero cuando llegamos al versículo 18 lo que nos esta diciendo es algo diferente.  Al presentarnos frente a Cristo y a su gloria, y mirar fijamente, comienza a producirse una metamorfosis.  Algo comienza a actuar hasta que nosotros vamos tomando la forma de lo que vemos.  Al principio nos vemos reflejados en aquello, y al llegar a esa intensidad terminamos siendo nosotros espejos que van a reflejar ese fulgor de la Gloria de Dios.  Un poco difícil, no obstante, hay un canto cuya letra realmente ha sido inspirada por el Espíritu Santo.  Estaba analizando la letra de este canto y explica exactamente esto, que después vamos a estar cantando:  De Gloria en Gloria te veo.

La nueva cara del Instituto depende de que el Director, el Profesor, el Administrativo, el Alumno puedan entrar al Lugar Santísimo, mirar ese resplandor, mirarlo detenidamente.  No es un proceso instantáneo, es lento, se necesita estar allí, estar más, y,  en vez de disminuir la gloria, como ocurría en el rostro de Moisés, esta gloria aumenta.  Vemos allí el espejo, pero después terminamos siendo el espejo que va a llenar al mundo con el resplandor del Señor.

De Gloria en Gloria, te veo
Cuanto más te conozco
Quiero saber más de ti…
Y Dios, cual buen alfarero
Quebrántame, transfórmame,
Moldéame a tu imagen, Señor

Quiero ser más como tu!
Ver la vida, como tu…
Saturarme de tu Espíritu
Pregonar al mundo tu amor…

Quiero ser más como tu!
Ver la vida, como tu…
Saturarme de tu Espíritu
Pregonar al mundo tu amor…

Cuando la gloria cae sobre un instituto toda una nación puede temblar.