El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


FORO: Fortaleciendo el Vínculo--
Instituto Bíblico y la Iglesia Local

Realizado en el Tabernáculo del Centro de Convenciones de la Conferencia de las Asambleas de Dios en San Pedro Sula, Honduras en la tarde del 24 de Abril de 2006.

Participantes:

EL      Ernesto López Director de Educación Cristiana en la Rep. de Honduras
AL      Ángel López Director de Educación Cristiana en la Rep. de El Salvador
LB      Lisandro Bojórquez Pastor de la Iglesia Josué en San Salvador (con un Instituto Bíblico integrado al ministerio y visión de la Iglesia)
RS      Roy Smeya Coordinador del Servicio de Educación Cristiana SEC
RB      Rodney Boyd Director del CRA

RB  ¿Que necesidades se pretenden alcanzar con el Seminario o Instituto Bíblico?

2006 Foro IBAD-Iglesia LocalEL  Se pretende satisfacer necesidades de la obra local como la de formar obreros.  El laico que necesita preparación para hacer la obra del ministerio.  Creemos que todos los ministros necesitan la teología.

AL  Antes recibíamos solo a los pastores con llamado y no a obreros de la iglesia local (laicos) y eso producía cierto choque.  Ahora tenemos un reglamento.  Se ha estado trabajando para preparar a la iglesia local, pues el plan es preparar obreros.  Hay necesidad de los laicos.  La experiencia de El Salvador es preparar obreros, evangelistas, músicos, pastores, etc. pero no le cerramos la puerta a todo el que desea prepararse.

RB ¿Quién decide cuáles son las necesidades en El Salvador? ¿Son las autoridades nacionales?  ¿Los reglamentos que tenemos de dónde salen?

AL  Salen del Presbiterio General.  El concilio General y el Presbiterio son quienes dictan el rumbo de lo que es el I.B.

RB ¿Reflejan las reglas las necesidades de la Obra Local?

LB  Las necesidades son las que deben dictar las reglas. Se necesita para todas las vocaciones. Debe haber materias misionológicas.

RB  El pensum debe adaptarse a las necesidades y las necesidades están cambiando.  ¿Cómo están cambiando?

EL  La Iglesia va creciendo y las necesidades son más apremiantes.  Las nuevas necesidades son la inspiración para la “nueva cara” (ministerios de música, jóvenes, etc.)  La necesidad de la iglesia es lo que tiene que marcar la diferencia. Ahora se necesitan Directores de Música, Administradores, etc. 

2006 Foro IBAD-Iglesia LocalLB  El Instituto debe cambiar la mentalidad respecto al sistema de acreditación. Tenemos en la Iglesia gente que están siendo llamadas. Él está llamando jóvenes y esta acelerando los cambios.  El IBAD debe estar adaptado a las materias Misionológicas.  Que el I.B. sea para todos.  Que puedan tomar materias optativas. Entonces habría más unidad y se acabaría el divorcio.  Estamos cerca de la venida del Señor.    Hay que adaptarse al Espíritu, pues si nosotros no lo hacemos, habrá otros que si lo ofrezcan. 

RB  Hno Ernesto:  el Hno Lisandro menciona los cambios.  ¿Está pasando lo mismo en Honduras, ¿que hay necesidad de preparar laicos?

EL  Si, Dios está usando nuevos ministerios pero sin formación teológica.  Por ejemplo, hermanos que ministran con una alabanza descontrolada por falta de Teología.  Necesitan el carácter y la profundidad de la Palabra del Señor.

AL  Quiero mencionar a la Iglesia Josué como una iglesia que tiene al Instituto Bíblico como elemento de su plan de crecimiento, con el mismo personal nacional.  Es una iglesia con un Instituto Bíblico dentro.  Quiere decir que, si se puede aplicar a una iglesia grande, el Pensum es bueno aún.

El deseo de muchos pastores al tener una iglesia grande es formar sus obreros.  Como el sistema no se los facilita, tienen la Escuela de Formación de Maestros.  La iglesia de Lisandro Bojorquez ha crecido. No se ha divorciado del Instituto y se desarrolla el Pensum como se ha aplicado tradicionalmente. 

No todas las iglesias podrán tener un Instituto Bíblico,  pero el reto es lograr contactar a los pastores para ayudarles en el crecimiento.

2006 Foro IBAD-Iglesia LocalRB  ¿Qué nuevas materias se están aprobando o están siendo consideradas en el Plan Básico?

RS  Tenemos expertos para contestar, como la Hna. Judy de Graner.  No hay muchas cosas nuevas.  Pero ya hemos hablado de posibles cambios en el Pensum.

RB  ¿Existe realmente lo que llamamos una “brecha institucional” entre la iglesia y el Ibad?

AL  No diría que hay una brecha institucional.  Sino que ha bajado el interés que antes había.  Antes había pastores que enviaban gran cantidad de hermanos y se gozaban de los buenos líderes que salían del I.B.  Ahora hay un deseo de los pastores de tener su propio Instituto.  Tenemos ahora que valernos de los anuncios a los que cualquiera responde.  El interés ha cambiado.

Es un período, un fenómeno que va a pasar.  Estamos en el nivel más bajo de ingresos de estudiantes.  Si la obra está creciendo, nos preguntamos: ¿Por qué no crece la cantidad de estudiantes en el I. B.?

EL  Hay que profundizar para conocer cuándo y dónde se originó esa brecha.  Yo soy fruto de la actitud de un pastor que me envió becado al Instituto Bíblico. Las iglesias enviaban a los estudiantes becados.  En algún momento esa brecha se dio. Hay que encontrar las raíces.

Creo que por muy bueno que sea un programa de discipulado en la Iglesia local nunca podrá reemplazar  al I. B.  Tenemos que hacer lo posible para lograr una relación de impacto.

La formación local nunca superará lo que se hace dentro de las aulas de clase.  Esto ha traído estancamiento.  ¿Cómo podemos volver a cerrar la brecha?

LB  La Iglesia Local, al no ver más allá, a las necesidades de plantación de iglesias, ha perdido la visión de la gran comisión.  A nivel de los pastores hemos cometido el error de no llamar la atención en cuanto al llamado específico.  Por el egocentrismo, la iglesia local ha dejado la visión de crecimiento. 

Si pienso en lo local no se necesitan muchos, pero si pienso en las naciones necesito mucho.  Hay misioneros que preparar.  En El Salvador hemos cambiado; tenemos extensiones.  Hay muchos que quieren ser preparados. 

Uno espera calidad y resultados cuando envía a sus miembros.  Hay que buscar la excelencia.  Esto va a traer un éxito que llevará a querer apoyar al Instituto.  Dios nos va  a ayudar;  hay que unificar al IBAD con la iglesia.

2006 Foro IBAD-Iglesia LocalRB  ¿Esta disminución notoria de la asistencia al Instituto Bíblico va a mejorar?

AL  Una señal es que están quedando los edificios sin uso.  El diurno ha desaparecido.  Tenemos buenos edificios, pero, ¿para qué serán utilizados? Necesitamos “ir” al pastorado a una consulta franca y abierta para afrontar el problema.  De hecho, yo creo que los directivos necesitamos ir al pastorado. 

RB  ¿Sobre cuáles propósitos podríamos observar intereses opuestos entre la Iglesia y el Instituto Bíblico?

LB  Un cambio que hemos visto en nuestras iglesias es que tenemos Iglesias de gente de fama y profesionales. Los pastores en estas iglesias van a querer una nueva cara para enviar a estos miembros al I. B.  ¿Cuál es la necesidad?  Es la calidad.

AL  En el Instituto Bíblico sabatino de El Salvador tenemos el privilegio de contar con una gran cantidad de profesionales.  En este, el 60% son profesionales.  Y los pastores dan el permiso para que entren. La mejor propaganda son los propios estudiantes.

EL Pienso que si hay intereses opuestos.  La Iglesia Josué es un buen ejemplo, pero está claro que allí el IB es fruto de la visión de un pastor y del crecimiento de una iglesia.

Yo pienso que la iglesia local quiere una cara y el Ibad otra.  El instituto es obra de las almas que se ganan.  El pastor Bojorquez ha logrado que la visión del IBAD sea la visión de la Iglesia.  Tal es el pastor, tal es la oveja.  Las ovejas vienen con el pensamiento del pastor. 

Necesitamos estrechar vínculos.  Que el pastor nos de a conocer su misión.  El pastor mirará lo que esta en el Brochure promocional del I. B. y se dará cuenta si es la misma visión. Que calidad de maestro tiene el I. B. y si sólo estamos buscando cantidad de alumnos.  Necesitamos evaluar juntos estos aspectos.

El fortalecer el vínculo se dará cuando el IB presente una visión clara a los pastores.  Puede darse lo mismo que en las Iglesias.  Un I.B. puede estar buscando “números” y diluyendo así su calidad de ministerio, tanto en la enseñanza como en aceptar y filtrar alumnos.

RS  No veremos mucho de esta experiencia como la de la iglesia Josué en mucho tiempo.  Pienso que algunos pastores han “cambiado su mensaje, más para lograr crecimiento numérico que para otras cosas.  A veces el mensaje se diluye por otros mensajes que tienen que ver con otros intereses.  Hoy, la presión capitalista de números y finanzas, también recae sobre el director del IBAD. Estoy visitando varios países, en donde el pastor se siente presionado por lograr solo cosas llamativas.  Hay mucho entretenimiento. Pero tenemos que confiar en la soberanía de Dios para lograr éxito.  Creo que la calidad del mensaje debe continuar igual.

2006 Foro IBAD-Iglesia LocalRB  ¿Cómo puede el I.B. crear puentes para  “empoderar” a la Iglesia Local y así fortalecer la relación? 

EL   Los líderes del Instituto podríamos visitar a la Iglesia Local, darnos a conocer, publicar boletines sobre la vida del IB (Cuántos se están graduando….etc).  Podríamos eliminar la práctica de conductas y palabras inadecuadas de los profesores en clase.  Promoveríamos la ética en los profesores para que los estudiantes no se lleven una mala impresión que aleje el interés del pueblo del I.B.   Organizaríamos cultos impactantes y actividades de alcance evangelístico y misiones, etc.

LB  Una cosa buena sería tener actividades conjuntas entre la Iglesia Local y el I.B. como retiros y búsqueda del Señor, donde el alumno pueda predicar.  Que se inviten a pastores a los cultos devocionales.  Apoyar constantemente las actividades del IB con Programas de  Radio, Internet, Páginas, etc.  El I. B. podría organizar cultos de impacto en donde se reúnan varias iglesias;  esto estimularía a la iglesia local.

Hay iglesias que están plantando otras iglesias, los alumnos se podrían involucrar, practicando el evangelismo y predicando.

RS La cultura latina es experta en relaciones personales calurosas.  Estos son sus mejores valores.  No quiere decir que estamos de acuerdo en todo.  Igualmente, entre el I. B. y la Iglesia Local hay que ponernos deacuerdo para establecer que a veces no estaremos de acuerdo. Tener relación para mantener el vínculo. Un pastor dijo: “No es nuestro objetivo el que pensemos igual”.

RB  ¿Cuál es el “rango ministerial” del IB que ayudará a fortalecer el vínculo? Escuché que estamos pensando en los laicos.  Si tienen llamado, entonces que entren.  Cuando se gradúen, les diremos dónde les tenemos trabajo. Queremos contar con ellos.  ¿Qué podemos hacer nosotros para fortalecer la relación?

EL  Es necesario que todos se preparen en todas las áreas.  Deben tener una mente abierta y que el Señor les dé el enfoque, no nosotros.

AL  La “nueva cara” se va a dar en cada país. Entendamos que puede darse o podría fortalecerse el llamamiento al ministerio de un alumno por la influencia del IB aunque no entraran con un llamado específico.  Yo recibo estudiantes con un año en la iglesia, carta pastoral y servicio comprobado dentro de la iglesia.  Dios tiene el rango y la frontera de lo que debe esperar el I.B. en el nuevo estudiante.

La verdad es que cuando hablamos de la “nueva cara”, esto tiene que ver con la filosofía de cada líder.  No podemos decir que todos llegarán con llamado, pero la pasión los lleva al ministerio; la pasión que tiene su maestro.  El tiene a la gente como materia prima, la piedra en bruto, pero ustedes saben que la obra la hace el Señor.  ¿A quién recibiremos y a quién rechazaremos?  Se lo dejamos al El.