El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


Diálogo 2005: Oportunidad para "Sentir el Pulso"

Por Rodney Boyd Otros artículos del Diálogo 2005...
  Cuadro de los Temas Tratados
Las Inquietudes de los Representantes

“Nos pareció bien al Espíritu Santo y a nosotros.”  (Hechos 15:28)

Diálogo 2005Representantes internacionales empezaron llegar el domingo.  Los últimos preparativos se finalizaron por la mañana el lunes.  Mudamos la sede “Diálogo Central” al Hotel Riande Aeropuerto—el hotel que usamos para muchos eventos y equipos. Después de realizar el Foro Internacional sobre el tema “Una Nueva Cara del Instituto Bíblico” por la tarde, y la cena y dos vuelos atrasados, empezamos el Diálogo. 

Éramos 17 presentes, representantes de varios países que incluyeron Panamá, Guatemala, la República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Honduras, Venezuela, y los Estados Unidos; y ministerios que incluyeron el ISUM, la ATAL y el Centro de Recursos y Asesoría.

Creemos que el Diálogo es el evento más estratégico que realizamos en el ministerio del Centro de Recursos y Asesoría.  Es nuestra oportunidad de sentir el pulso de los líderes internacionales.  Si el Centro está al servicio de los 900 institutos bíblicos y extensiones de Latinoamérica hispano parlante, y si existe para facilitar el intercambio para el desarrollo de los líderes en la enseñanza, no hay nada más importante que escucharles sus inquietudes e incluirlos en la colaboración que resulta en soluciones y derroteros.Diálogo 2005

“Nos pareció bien al Espíritu Santo y a nosotros” es la metodología del Diálogo.  Es la oportunidad de que aprovechamos cada dos años de escuchar, el uno al otro, de las necesidades de nuestros sistemas de formación ministerial.  Mayormente, buscamos al Señor sus soluciones. Poco a poco hemos llegado a aprender que, en el Diálogo tiene tanta importancia el proceso como el producto, pues de ambos, del trabajo intenso de las reuniones y de los resultados finales, extraemos grandes experiencias, compromisos e inspiración.

Hay cuatro fases del proceso del Diálogo:

  1. Todos los países y ministerios representados dan informes de su ministerio y actividades.  Les pedimos que identifiquen las áreas de mayor necesidad o preocupación.  Cada tema se añade a la lista maestra. 

  2. El grupo revisa la lista para consolidar temas semejantes. Entonces, el grupo da prioridad a los temas por votación hasta que se tengan tres o cuatro temas por considerar.

  3. Diálogo 2005Se forman grupos pequeños y se designan los temas.  Se pide a cada grupo las siguientes tareas:

  • Definir el asunto

  • Hacer una lluvia de ideas y ponerlas en lista de cómo se enfrenta y se resuelve el asunto

  • Armar un plan o estrategia que incluye pasos que se deberían tomar para solucionar el asunto, cómo procede y cuáles dificultades se debería evitar

  • Designar responsabilidades y armar un horario para ejecutar el plan

  1. Hacer la pre-planificación de la Cumbre Educativa que se realizará el año después

El grupo del Diálogo 2005 escogió tres temas muy importantes:

  • El Plan Básico necesita ser actualizado para incluir nuevas materias contemporáneas (como informática e idiomas).  Es urgente que los libros de texto sean actualizados por escasez, antigüedad o por chocar con nuestra teología pentecostal.  También, es importante tener más uniformidad en la aplicación del Plan Básico.

  • Diálogo 2005Para el desarrollo de los Institutos Bíblicos, es importante mejorar la capacidad de los profesores y administradores.  Debemos establecer metas objetivas o mesurables que nos conduzcan identificar y alcanzar la idoneidad.  También, debemos ayudar a construir el perfil de un educador o administrador eficaz debe ser una preocupación del liderazgo.

  • La Asociación Teológica de América Latina necesita ayudar a los institutos bíblicos mejorar la calidad del personal docente y administrativo.

El Diálogo 2005 fue el tercer que utilizó esta metodología.  Los representantes internacionales ya están más acostumbrados al intercambio que es el corazón del Diálogo. Estamos convencidos: tiene tanta importancia el proceso como el producto.  Ahora tenemos un equipo internacional muy idóneo que está comprometido, el uno al otro, además de la tarea de mejorar la formación ministerial a través de la red enorme de institutos bíblicos y otras instituciones.

El trabajo de los grupos pequeños ya está dando fruto.  Hay logros en cada uno de las tres áreas. Estamos en la planificación de las Cumbres Educativas 2006—la oportunidad de influir a los hombres y mujeres, llamados del Señor para preparar los obreros que tomarán su lugar la mies del Maestro.