El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


5o Encuento: Una elevada cumbre educacional

Por Jorge Echazábal

5o Encuentro 2004Ciento sesenta educadores se reunieron en Santo Domingo en el mes de febrero con el único propósito de enfocarse en mejorar la formación de ministros pentecostales. Teniendo como tema central las vivencias del sacerdote Esdras (7:10), quien antes de enseñar la Palabra de Dios hizo del consagrarse para estudiarla y cumplirla su máximo derrotero, el Espíritu Santo imprimió al 5º Encuentro de Líderes Educacionales un nivel elevado de inspiración. 

Entre el pragmatismo del mensaje de Jeremías Bolaños y la profundidad de Jesse Miranda, ambos a cargo de las plenarias sobre este tema, captaron la atención de los líderes para llevar a todos a una inspiración que envolvió a todo el auditorio respecto a la alta responsabilidad que implica la vocación del magisterio cristiano.

5o Encuentro 2004Otros expositores como Edgardo Muñoz, con el tema de la abnegación, y nuestro amado maestro de generaciones de ministros, David Grams, sobre esclavos por amor añadieron el ingrediente que faltaba para estimular a los oyentes a servir con la motivación correcta.

Inmersos en este invaluable contenido inspiracional, tanto facilitadores como asistentes, un hervidero de maestros, directivos y ministros de todo nivel de autoridad, utilizando para comunicarse sus “nombres de pila” solamente, se unieron para el intercambio de experiencias a través de las diferentes dinámicas grupales. 

5o Encuentro 2004No se pasó por alto la necesaria retroalimentación, diríamos, ministerial y para la vida personal, retomando los temas expuestos en las plenarias y trabajando juntos en la búsqueda de la aplicación práctica.  Lo mismo sucedió en los Foros, con los “expertos” de los diversos temas orientando el debate y, por medio del intercambio informando e inspirando a los participantes.

Las amistades se renovaron y nadie se distrajo, concentrados en escuchar las últimas informaciones y deliberaciones sobre temas como la tecnología moderna, superación académica, relaciones inter-institucionales y los relacionados con áreas sensibles de la administración local.  La visión del ministerio de los Institutos Bíblicos se elevó al captar el sentido de misión, propósito y metas ampliándose aún más con el tan necesario enfoque misionero en la formación de ministros. 

5o Encuentro 2004Vida, Clie y Patmos brindaron un panorama del mundo de las Editoriales abriendo puertas y ventanas de sus servicios y productos, haciendo lo mismo instituciones como SEC, Global, Facultad de Teología e ISUM.  La Mesa Redonda, dinámica dedicada a cada tema, ayudó a completar este panorama satisfaciendo inquietudes e informando ampliamente.

Tantas riquezas perderían parte de su valor si no fuera por la documentación recibida en las carpetas, donde más de 100 páginas de material impreso, elaborado para información y como instrumentos de trabajo facilitaron esta hermosa faena educativa.

5o Encuentro 2004Nuestro ministerio está dedicado a bendecir personas, obviamente, pero un grupo muy especial de personas sencillas, entre líderes nacionales y jóvenes estudiantes, con gran afabilidad, madurez y capacidad lograron que las complejidades de un evento como este se convirtieran en tareas fáciles de realizar.  Nos referimos a los Dominicanos, preciosos hermanos cuya “logística”, para el transporte, alojamiento, alimentación, atenciones personales, y servicios generales pusieron el sello de “excelente” elevando a esa calificación los esfuerzos de los organizadores.  Sin esta fabulosa ayuda no sabríamos qué sello tendría.

Por todas estas cosas, que se resumen en la fidelidad de Dios y la humilde entrega incondicional de sus siervos, debemos juntos decir: A Dios sea la Gloria, por siempre!