El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


Valoremos la Biblioteca

Jaime MazurekPor Jaime Mazurek

Tómese un momento para pensar en esta pregunta: ¿me doy cuenta de lo privilegiado que soy por vivir en este siglo?

Es una pregunta que hace bien meditar de vez en cuando, pues vivimos en un tiempo con recursos y oportunidades que nuestros antepasados no se hubieran imaginado en sus mas descabellados sueños.  Vivimos con un mundo de información al alcance de nuestras manos y mentes.  ¿Qué hubiera dado Leonardo da Vinci por un libro de ciencia de los que hoy se usan en la educación básica?  ¿Qué hubiera dado un joven Martín Lutero por una hora de tiempo en la biblioteca de nuestro Instituto Bíblico?

El punto que quiero destacar es que necesitamos valorar más a todo lo que Dios nos ha dado y a echar mano de estos recursos para su Gloria y su Reino.

Un área donde Dios nos ha bendecido pero que solemos tomar poco en cuenta es el de la biblioteca.  En mi ministerio en el ISUM, he podido conocer muchos de nuestros excelentes Institutos Bíblicos y sus bibliotecas – desde el norte de México hasta el sur de Chile.  Pero, algo que nunca deja de asombrarme es encontrar libros de gran valor y calidad que llevan mucho tiempo sin acusar uso, con fechas de última circulación de años atrás.  Quiero, por lo tanto, reflexionar un poco sobre algunas maneras en que podemos fomentar el mayor aprovechamiento de estos recursos.

1) Superación personal

El Hno. Verne Warner, cofundador del ISUM, una vez dijo, "El día que dejes de aprender será el día que comenzarás a morir".  La superación personal debe ser un proceso perpetuo en cada uno de nosotros, y la biblioteca juega un importante papel en esa superación.  ¿Cuánto tiempo hace que no pasas algunas horas husmeando en la biblioteca?  Uno nunca sabe con qué tesoro se va a encontrar, y cómo esa información puede enriquecer su ministerio.  Como líderes de la educación cristiana, debemos dar el ejemplo y así motivar con sólidos argumentos a nuestros alumnos para que la usen con mayor frecuencia.

2) Requerimientos de lectura

A todos los que somos maestros frecuentemente nos toca preparar planes de curso.  Algo que siempre es bueno incluir es un requerimiento de lectura adicional al libro de texto.  En casi todas las materias que enseño del nivel Instituto Bíblico suelo incluir como requisito la lectura de 200 a 400 páginas adicionales de diversas fuentes, y la entrega posterior de un informe de dicha lectura con una evaluación de las fuentes.  Esta técnica es muy buena pues obliga al alumno a meterse en la biblioteca, a conocer los libros y recursos que allí hay, y a descubrir verdades que no se han compartido en clase. 

3) Trabajos de investigación

Una técnica de enseñanza que se emplea regularmente en el Instituto de Superación Ministerial y la Facultad de Teología es la monografía de investigación.  Sin embargo, es bueno y útil usarlo también en el nivel Instituto Bíblico.  La idea es que el alumno identifique algún asunto o área pertinente a la materia pero que no se pudo estudiar en profundidad en clase, y que por su cuenta realice la investigación necesaria para llegar a tener una idea completa sobre el particular.  El gran valor de este método es que el alumno aprenderá como seguir explorando nuevas áreas aun después de graduarse y abandonar el plantel de estudios, además de lograr un nivel de conocimiento sobre el tema, probablemente mucho mayor de lo que hubiera aprendido en clase.  El Manual de Monografías del ISUM es un excelente recurso para enseñar como realizar investigaciones monográficas.

4) Inversiones

Para finalizar, les hago otra pregunta, ¿cómo quiere que su biblioteca sea en el futuro?  ¿Cómo sería el ideal?  Confieso que quisiera ver en mi ciudad una más amplia, dotada con buenas colecciones de fuentes primarias además de lo último que ha salido.  Me gustaría que tuviera mesas de trabajo y sillones cómodos y buena iluminación, un lugar que invita a la lectura y el estudio.  Tendría colecciones de audio y video casetes de temas y sermones, como también discos compactos de estudio bíblico y acceso a la Internet.   Parece un sueño, ¿verdad?  Pero puede ser, si nos disponemos a dar prioridad a nuestras bibliotecas y a invertir en ellas.

Hoy tenemos muchos excelentes recursos a nuestra disposición.  Pero a menudo estos se usan poco, y faltan planes de inversión y crecimiento para el futuro.  ¡Que el Señor nos motive y nos ayude a aprovechar y a hacer crecer este valioso recurso y poderoso ministerio!

_____________________

MAZUREK B., JAIME A.  Subdirector Académico de ISUM y Coordinador Adjunto del Servicio de Educación Cristiana.  Ministerio iniciado en 1977; Licenciatura, Biblia, Central Bible College, Springfield, Missouri, E.U.A.; Licenciatura, Teología, ISUM; Estudios de Maestría, Assemblies of God Theological Seminary, Denver Seminary, Brite Divinity School, Facultad de Teología.